3 patologías típicas de tradicional que no tiene el Steel Frame

¿Cuáles son?

No existe el sistema constructivo perfecto. Es verdad. Veamos tres que tiene la construcción tradicional:

1. Humedades de Base

Los materiales con los que se construye una pared de mampostería son porosos y, en consecuencia, absorben y almacenan agua. El ladrillo y el concreto (una mezcla de cemento y arena) con el que se unen y pegan los ladrillos son de suyo materiales que absorben agua. La capa aisladora se instala precisamente para evitar que la humedad y el agua trepen desde el suelo hasta las paredes por capilaridad. Habitualmente la capa aisladora falla, y cuando esto sucede, no tardan en acusarse problemas de humedad de difícil y costosa solución. Los materiales hacen lo que su naturaleza les dicta: absorber agua y transportarla hacia arriba por capilaridad.

Con Steel Frame, por el contrario, no existe este problema, porque los materiales no son porosos. Son hidrofóbicos, no hidrofílicos. La membrana de agua y aire actúa como un plano de drenaje que impide que el agua y la humedad entren, y drena el muro hacia afuera y hacia abajo. No existen las humedades de base porque sencillamente los materiales repelen el agua, no la atraen.

2. Losas que filtran

Lo mismo que con las paredes de mampostería, las losas están hechas con materiales que absorben y acumulan agua. Toda la industria de las impermeabilizaciones debe su origen y prosperidad a este defecto innato de las losas: filtrar. Sorprende ver casas a estrenar, ya pintadas con membrana líquida. Enmendar esta falencia de las losas exige un mantenimiento rutinario y costoso. Cuando la membrana falla, la losa actúa como una inmensa esponja que acumula y almacena agua, y cuando se satura, se manifiestan en el cielorraso las humedades.

Las cubiertas de Steel Frame no necesitan ninguna membrana para repeler el agua. La chapa es de acero y tiene una larga durabilidad. El acero es un material resistente, liviano y soporta las inclemencias del tiempo sin merma en su calidad y prestaciones. La aleación de aluminio y zinc garantiza cuando menos 50 años de vida útil libres de mantenimiento.

3. Condensación superficial por muro frío

Es común observar en las paredes de mampostería, en especial en los encuentros entre la pared y la losa, manchas negras de hongos y moho. A simple vista parecen manchas por filtraciones de agua, pero en realidad son manchas por agua que se condensa en contacto con una superficie fría. Es típico verlas en la esquina interior donde se intersecta la losa con la pared en los dormitorios y las cocinas, locales en los que hay una alta humedad relativa en el aire que se termina condensando cuando entra en contacto con la pared fría.

Steel Frame no adolece de este defecto, porque los muros están aislados, y por lo tanto, están calientes, y no hay punto de rocío, que es cuando la relación entre la humedad relativa y la temperatura de la superficie hacen que el agua se condense.


Como vimos, Steel Frame no posee las patologías típicas de la construcción tradicional. Te ofrece ambientes más sanos y secos, sin olor a humedad, sin hongos, sin moho y sin manchas. Steel Frame te ofrece casas libres de mantenimiento, porque la tecnología de los materiales es superior. ¡A construir!


¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Qué te pareció lo que leíste? ¡Deja tus comentarios!