La barrera de agua y aire, un milagro de la ciencia

¿Qué es una barrera de agua y aire?
¿Por qué es importante? ¿Para qué sirve?

Una barrera de agua y aire protege a la casa de las hostilidades del clima y de la intemperie. Desde la cara externa, impide el paso del agua y del aire. A su vez, desde su cara interna, deja pasar el vapor.

Para cumplir correctamente su función, una barrera de agua y aire debe contar con las siguientes propiedades:

Típico panel de Steel Frame
Panel típico de Steel Frame con barrera de agua y aire.

¿De qué está hecha la barrera de agua y aire?

La barrera de agua y aire Tyvek, de Dupont, es una lámina no tejida, no perforada, de fibras finísimas de polietileno de alta densidad. La estructura de fibras está diseñada para crear millones de poros microscópicos que impiden el paso del aire y del agua en su estado líquido, pero dejando pasar a la vez el agua en estado gaseoso (vapor). ¿Por qué no usar un film de polietileno, que es mucho más barato? La respuesta es que un film de polietileno, si bien es impermeable al aire y al agua como el Tyvek, también es impermeable al vapor, de modo que el muro no respira, y el agua que penetra queda indefinidamente atrapada dentro. Con el tiempo, los materiales, perpetuamente húmedos, pueden llegar a pudrirse y herrumbrarse, y a criarse hongos y moho. Sólo el Tyvek ofrece una barrera fuerte y resistente, tan permeable al vapor como impermeable al agua y el aire.

Tyvek magnificado 75 veces

Los poros microscópicos permiten que el producto sea permeable al vapor, pero impermeable al agua y al aire.

Resistencia al aire

Desde siempre, la prioridad primera y principal de toda construcción fue proteger el interior de la lluvia y el sol. Sólo recientemente ha cobrado más importancia el hacer casas que consuman menos energía para calefaccionarlas en invierno y refrigerarlas en verano. Tal vez la función más importante de la barrera de aire sea ayudar a la aislación a mantener su Coeficiente de Resistencia Térmica R, que mide la capacidad de aislar de un determinado material. Según ensayos de laboratorio realizados por Dupont, vemos que cuando no hay viento, no se pierde capacidad aislante, pero cuando sopla un viento de 14 kilómetros por hora, sin barrera de aire el valor R desciende hasta un 37%, es decir, pierde el 63% de su resistencia a la temperatura. En cambio, cuando hay una barrera de aire, el valor R sólo pierde 7%.

Resistencia al agua y permeancia al vapor

El esfuerzo estuvo y está siempre en evitar que el agua entre. Creo que todos podemos coincidir en que es una prioridad. ¿Pero qué pasa si el agua nos gana la batalla y finalmente entra? Tiene entonces que existir una vía para dejar que el agua salga. Cuanto menos tiempo tarde en salir, tanto menor el daño. El criterio lo podemos resumir así:

"Evitar a toda costa que el agua entre, pero, si entra, dejarla salir."

La manera natural para que el agua salga es que se seque. Entonces necesitamos que la barrera de agua y aire deje pasar el vapor. Parecen objetivos encontrados… Pero la tecnología halló la manera de solucionar el problema. Así, en el caso de que haya una filtración de agua que no sea visible, con la evaporación natural se evita el deterioro de los materiales, las humedades y los hongos. La capacidad de ser permeable al vapor se mide con un coeficiente, conocido como Coeficiente de Transmisión de Vapor (CTV). Distintos materiales tienen distintos CTV. Así, por ejemplo, el Tyvek tiene un CTV de 58 perms, en tanto que un film de polietileno apenas de 0,06 perms, es decir, casi totalmente impermeable al vapor, y es la razón por la cual se lo usa como barrera de vapor.

En este video se demuestra la permeabilidad al vapor y la impermeabilidad al aire y al agua.

La permeabilidad al vapor es la capacidad de un material de dejar pasar el vapor de agua. Suele confundirse con la capacidad de impedir que el agua pase. ¿Cuál es la diferencia? El agua puede tener diferentes estados. El vapor es agua en estado gaseoso. Una simple gota de agua está compuesta por millones de moléculas. Lo podríamos comparar con una multitud de personas que hacen todo juntas. Así se comportan las moléculas de agua, les gusta permanecer juntas (son los átomos de hidrógeno que se atraen fuertemente unos a otros). Ahora imagina que esta multitud de personas intentan pasar todas a un mismo tiempo por una puerta. No pueden pasar todas juntas, simplemente no caben, y tampoco ninguna pasa por su cuenta, porque recuerda, les gusta estar unidas, no se separan -los átomos de hidrógeno de nuevo… Imagina que las personas que componen la multitud se separan, y una a una, en orden y en fila, salen por el poro. Es lo que sucede cuando el agua se evapora y se convierte en un gas. Si la barrera de agua y aire es permeable, deja que salga el gas por los poros. Así, la pared tiene la capacidad de secarse. ¿Por qué es tan importante que la barrera sea permeable? ¿No se supone que las construcciones son 100% hidrófugas? Pues deberían serlo, pero en la realidad, con el tiempo un techo puede filtrar, un caño de agua se puede pinchar, el agua se puede condensar dentro del muro, los materiales cuando se hizo la casa tal vez estaban húmedos... En fin, muchas cosas pueden suceder a lo largo de la vida útil de una casa, y nadie puede saber por cierto qué puede llegar a suceder en 100 y más años.


En conclusión, no cabe duda que la barrera de agua y aire es uno de los componentes más importantes de la casa. Un atajo en la calidad de este material puede resultar en costos y daños imprevistos a mediano y largo plazo. En Acedur trabajamos con Tyvek, ya que consideramos que es un desperdicio no aprovechar este pequeño milagro de la ciencia...



¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Qué te pareció lo que leíste? ¡Deja tus comentarios!