Desventajas de Steel Framing

Cuáles son y cómo evitarlas

Mucho y muy largamente se ha hablado de las ventajas que ofrece este sistema constructivo, pero poco, y aun nada, se ha dicho de sus desventajas. Steel Frame, como todo otro sistema constructivo, las tiene, aunque, si me permites serte honesto, estuve un largo rato intentando encontrar tres que sean propias, inherentes, de Steel Frame, y no una consecuencia de una mala ejecución: no me parece justo culparlo por las omisiones y falencias de quien lo ejecuta.

A continuación, veremos con qué problemas puedes llegar a toparte si decides construir con Steel Frame en vez de tradicional.

Puente Térmico

Con riesgo de pecar de iterativo, sabido es que la estructura de una casa construida con Steel Frame está compuesta por perfiles de acero galvanizado. El galvanizado no es otra cosa que un baño de cinc que recibe el acero para protegerlo de la corrosión, y es lo que da el aspecto "cromado" a los perfiles. El problema es que el acero, pese a ser un material liviano y resistente, tiene un defecto, y es su alta conductividad del calor. Así como el cobre tiene una alta conductividad de la electricidad, pues así también el acero la tiene del calor, que no por nada las sartenes son de acero... ¿Qué significa todo esto? Significa que cada 40 cm. (recordemos que los montantes que componen un panel se modulan espaciados unos de otros cada 40 cm.) tenemos una puerta abierta, que en el invierno deja escapar el calor del interior de la casa y, en el verano, lo deja entrar. Esta transferencia de calor entre el interior y el exterior de la casa merman la capacidad aislante, de modo que es necesario gastar más energía para calefaccionar y refrigerar. Es verdad, entre montante y montante, se coloca lana de vidrio, que aísla de las temperaturas y los sonidos, pero los 4 cm. que tiene de ancho el ala de cada montante no están cubiertos de lana de vidrio, y es por allí por donde entra y sale el calor sin nada que lo detenga. ¿Qué se puede hacer, entonces, para evitar este problema? Opiniones no faltan, pero si te interesa saber la mía, puedo decirte que una solución podría ser usar montantes de madera en lugar de montantes de acero, pero lo único que lograríamos es ahorrar un problema y ganar otros: la madera se pudre, se hincha y tuerce con los cambios de humedad relativa, es combustible, la afectan los insectos y el comportamiento y la respuesta estructurales son impredecibles, en tanto que un perfil de acero está "normalizado", es decir, que son todos exactamente iguales y por ende es predecible y consistente su resistencia estructural. Son muchas desventajas para romper con el puente térmico... Hay una alternativa, y es la que en nuestra opinión es la mejor: colocamos la aislación en el exterior, ya no entre montante y montante, sino directamente revistiendo el muro completo. Y así no hay partes de la estructura de acero sin aislar. La aislación es continua y externa, como una piel. ¿Qué pasa con la aislación interior? La dejamos donde está, y así logramos un muro que está aislado tanto por dentro como por fuera. En el interior, con lana de vidrio, y en el exterior, con planchas de poliestireno expandido de alta densidad. Este sistema se conoce, por sus siglas en inglés, como E.I.F.S. (Exterior Insulation and Finish System), Sistema de Aislación y Terminación Exterior. Con E.I.F.S. la aislación está donde debe estar: en el exterior, sin puentes térmicos. Conocido más comúnmente y por antonomasia como "Telgopor", porque así se llamaba comercialmente el producto por la empresa líder que lo producía, el poliestireno expandido es un excelente aislante y absorbe los impactos muy bien, y seguramente lo usas a diario sin darte cuenta: cuando compras helado, cuando tomas café sin quemarte, cuando compras un televisor. El poliestireno viene de diferentes densidades, y el que usamos para revestir los muros es de alta densidad (entre 15 y 30 kilos por metro cúbico), es decir, es más compacto y duro.

Si te interesa conocer más sobre E.I.F.S. en el siguiente enlace hay más información:

E.I.F.S.
Puente térmico visto con una cámara termográfica.
Vista con una cámara termográfica de los puentes térmicos. Cada montante transfiere calor entre el interior y el exterior, debido a la alta conductividad térmica del acero.

Inline Framing

Dijimos arriba que en Steel Frame la estructura se compone de perfiles de acero galvanizado que se modulan (se separan unos de otros) cada 40 cm. Cada perfil se conoce como montante, y no es sino una microcolumna. A diferencia de la construcción tradicional, donde hay columnas de hormigón y vigas de encadenado que soportan las cargas, en Steel Frame el peso de distribuye entre todos los montantes, por lo que los elementos que transmiten y soportan las cargas debe estar alineados. Así por ejemplo las vigas el techo soportan el peso del techo, y deben estar alineadas con los montantes, de tal modo que la carga viaje por la viga, el montante la reciba y la haga descender por el muro hasta la fundación. Esto es el "Inline Framing", que sería como decir "Estructura Alineada." En realidad, en sí mismo el sistema de Inline Framing no es una desventaja, porque como distribuye la carga uniformemente en diversos montantes, elimina la necesidad de columnas, haciendo que sea el muro mismo quien soporta la carga, el muro es "portante". Sucede que a veces, ciertos diseños exigen que se viole el principio del Inline Framing, lo que impacta en los costos de acero. Es decir, ciertos proyectos que con construcción tradicional serían más fáciles de ejecutar, constructivamente hablando, en Steel Frame pueden resultar mucho más complejos y costosos. Así, un caso típico podría ser un proyecto de dos plantas, en el cual la planta alta está desplazada con respecto a la baja. Aquí se rompe el principio del Inline Framing, y si bien se puede resolver constructivamente, es a un costo mayor que con otro sistema de construcción. De aquí el consejo que siempre damos a todos nuestros clientes: concebir desde el primer momento el proyecto de arquitectura para ser ejecutado con Steel Frame, en vez de adaptar uno que fue proyectado para tradicional. Como regla general, no es conveniente romper el principio de Inline Framing, cuando hacerlo implique incrementar en exceso los costos de materiales y mano de obra.

Plano de una casa en la que se viola el principio del Inline Framing.

En este proyecto que hicimos en Terrazas de la Estanzuela, en la Calera, la PA y la PB no están alineadas, por lo que se quiebra el principio de Inline Framing. De estar alineadas, lo que soportaría la carga serían los montantes, pero aquí en su lugar tuvieron que ser las vigas de entrepiso, las cuales deben cumplir un doble trabajo: soportar por un lado el peso propio de todo lo puesto sobre el piso, y por el otro, soportar todo el peso del techo y de los muros que no están alineados con los de PB. Y así el ancho de alma y el espesor de las vigas fueron mucho mayores que los que habrían sido necesarios de estar alineadas ambas plantas. Para que te des una ideal del impacto de ejecutar un diseño así, solamente las vigas de entrepiso costaron tanto como todo el acero junto del resto de la casa...


Tal vez te interese conocer algunas ventajas poco conocidas de Steel Frame. Sigue el enlace:

Ver Ventajas

En conclusión, son muchas las opiniones y reseñas sobre Steel Frame, pero por lejos las ventajas aventajan (la redundancia valga) a las desventajas. Y aun las que vimos tienen sus respectivas soluciones, todas simples y de fácil implementación. Así que, sin más que decir, ¡a construir!



¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Qué te pareció lo que leíste? ¡Deja tus comentarios!