Placa Cementicia vs. Placa de Fibrocemento

¿Cuál elegir?

Placas cementicias vs. de Fibrocemento
Placas cementicias vs. de Fibrocemento. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. Usa la placa adecuada según dónde se vaya a instalar.

Hace poco recibimos una consulta de un cliente que recién terminaba de construir su casa y se la estaban pintando. Muy angustiado, nos contaba que la pintura no adhería sobre las juntas en las uniones entre placas. El constructor había tomado la junta entre placas con sellador de poliuretano, sobre el cual la pintura no se pegaba. Además, con el muro pintado, se echaban de ver las protuberancias de la junta en las uniones entre placas. El defecto era más notorio con el sol de la tarde, que acusaba con su ángulo oblicuo las depresiones entre placa y placa. Cuando recibimos las fotos, vimos que el revestimiento exterior estaba hecho con placas de fibrocemento, que obviamente es mucho más barata que la cementicia. No es recomedable usar las placas de fibrocemento como revestimiento exterior. A este propósito es más adecuada la cementicia. No obstante, el cliente insistía en que su constructor había usado placas de cemento... Fue entonces cuando nos dimos cuenta de la confusión que hay entre estos dos tipos de placas, y por esta razón decidimos contarte cuál es la diferencia.

Placa Cementicia

La placa cementicia, como su mismo nombre lo indica, está compuesta por cemento Portland. Dependiendo de la marca, puede venir cubierta en ambas caras por una malla de fibra de vidrio, la cual otorga flexibilidad a la placa para evitar que se parta, de la misma manera que una armadura de hierro permite que una columna o una viga de hormigón flexen sin quebrarse. Así, las placas cementicias de Knauf Aquapanel y de USG Durock, vienen cubiertas con la malla de fibra de vidrio en ambas caras. La malla de fibra de vidrio suele ser una grilla de celdillas de 4 x 4 mm. y viene con una capa protectora que protege a la fibra de vidrio de la alcalinidad del cemento.

Cuando se usa como revestimiento exterior en Steel Frame, la placa cementicia equivale al revoque grueso de la construcción tradicional. El espesor mínimo que se debe utilizar como revestimiento exterior es de 10 mm. Una vez instalada la placa, se toma la junta con una cinta tramada de fibra de vidrio de 10 cm. de ancho y un cemento especial con polímeros, que se conoce como "Base Coat", que se puede traducir como "Capa Base". Los polímeros en el mortero cementicio hacen que sea más flexible y por ende menos propenso a fisurarse. Tomadas las juntas, lo que sigue es aplicar una malla de fibra de vidrio de entre 90 y 120 gramos (120 gramos preferentemente), en toda la superficie del muro y revocarla con la Base Coat, hasta alcanzar un espesor de 2 mm. La malla de fibra de vidrio actúa como un tejido conectivo que presta rigidez y flexibilidad al revoque a un mismo tiempo, de modo que no se fisura y agrieta, al igual que una malla sima en una losa. Primero se aplica con la llana de metal, se lo deja secar un tiempo, y antes de que cure del todo, estando aún húmedo, se pasa el fieltro de espuma para quitar todas las pequeñas imperfecciones que pudiera haber dejado la llana. Este revoque cumple varias funciones, como revestir la casa con una piel que posee elasticidad y que se puede expandir y contraer sin fisurarse, y actúa como una base niveladora, que iguala y uniformiza la superficie, de modo que no queden protuberancias y depresiones en el muro, sino una superficie tersa, lisa y pareja que puede recibir la pintura.

El paso siguiente es aplicar la pintura elastomérica, conocida también como revoque o revestimiento plástico, con una llana de metal. Esta pintura otorga textura y color a los muros, reemplazando el revoque fino y la pintura de la construcción tradicional, por lo que permite ahorrar tiempo y costos de mano de obra.

Placa de Fibrocemento

La placa de fibrocemento, a diferencia de la placa cementicia, es una mezcla de cemento y fibras de celulosa (de aquí el nombre "fibrocemento"). La celulosa es un material orgánico, y como tal es propenso a degradarse. En tanto que el agua no afecta a la placa cementicia, a la de fibrocemento sí. Sobre la placa de fibrocemento se pueden criar hongos y moho, porque está hecha en parte por un material orgánico que cuando se descompone sirve como alimento de hongos y como sustrato para que se asiente el moho. Cuando se moja se hincha, se deforma y se florecen los cantos, que es la parte más vulnerable de la placa. Además, el espesor máximo que viene de fábrica es de 4 mm., bien por debajo de los 10 mm. mínimos que arriba vimos son necesarios para usar una placa como revestimiento exterior. La placa cementicia, por el contrario, esta hecha 100% de cemento Portland, material totalmente inorgánico, y por lo tanto, imputrescible, indeformable, incombustible. La placa de fibrocemento es mucho más barata que la cementicia (cuesta casi la mitad que una cementicia del mismo espesor) y esta es la razón por la cual se la usa en las casas prefabricadas.

Así que ya sabes, cuando estés por construir tu casa, verifica que la placa a usar sea una placa cementicia, de cuando menos 10 mm. de espesor. No aceptes nada de calidad inferior, y si no pudieras igualar esta calidad por limitaciones en tu presupuesto disponible, usa E.I.F.S., que es mucho más barato y tiene mejores prestaciones.


Comparativa entre placas cementicias

Ahora que ya sabes la diferencia entre una placa de cemento y una de fibrocemento, y que ya te has convencido de las ventajas (espero) de usar una cementicia, veamos qué opciones de placas cementicias existen actualmente en el mercado argentino, para que puedas tomar una decisión informada:

Concepto Aquapanel, de Knauf Durock Next Gen, de USG
Imagen
Espesores 8 y 12,50 mm. 12,70 mm.
Dimensiones, ancho por alto 1,20 x 2,40 m. 1,22 x 2,44 m.
Composición 100% cemento Portland 100% cemento Portland
Malla de fibra de vidrio


¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Qué te pareció lo que leíste? ¡Deja tus comentarios!