¿Cuál es la diferencia entre Steel Frame y Tradicional?

¿En qué se diferencian realmente ambos sistemas constructivos? ¿Cuál elegir?

Más allá de las diferencias obvias (uno es seco, húmedo el otro), necesitamos conocer con más profundidad en qué se diferencian, de tal manera que puedas decidirte por uno o por otro guiado por algo más que tu mero instinto.

Para entender a fondo la diferencia esencial entre uno y otro, empecemos por el elemento más amigable de todo sistema constructivo: la pared.

Pensemos en la sencilla y humilde pared. La pared, tal como la conocemos, es un separador que divide el interior del exterior. Su función principal es proteger el interior de la intemperie, y principalmente mantener el interior seco, impidiendo que la lluvia penetre adentro. Antiguamente, las paredes se construían de piedra, pero las piedras son pesadas y difíciles de trabajar. Posteriormente, la construcción evolucionó, y se hicieron de mampostería. Durante siglos, pues, la principal función de la pared fue evitar que entre el agua de lluvia. Durante mucho tiempo, entonces, fue suficiente con controlar el ingreso de lluvia, pero a medida que la sociedad y la tecnología avanzaron, y a medida que se exigía mayor comodidad a las casas, cada vez fue más importante controlar también otros factores ambientales, como la temperatura y el sonido.

Y es aquí donde, precisamente, a nuestro entender está la principal diferencia entre Steel Frame y Tradicional. Tradicional es un sistema constructivo, con una larga herencia, sí, pero sólo gestiona el agua en su estado líquido, la lluvia. No ofrece ninguna solución para el tratamiento del aire, del vapor, del calor, del frío y los sonidos.

Steel Frame, por el contrario, ofrece una capa de control para el aire, otra para el vapor, otra para la temperatura y otra para el sonido. Como sistema constructivo es, pues, mucho más completo. He aquí la diferencia más importante.

Las capas de control son las siguientes:

Capas de control de:

El orden de las capas de control no es aleatorio. Siguen un orden de prioridad. Si no podemos impedir el paso de la lluvia, a qué preocuparnos de las filtraciones de aire... Si no podemos controlar el aire, no perdamos el tiempo intentando gestionar el vapor. Se entiende la idea.

El mejor lugar para colocar las capas de control es en el exterior. En especial porque la estructura en Steel Frame es de acero, y es importante protegerla del agua que la podría corroer. Y dado que la intemperie castiga desde afuera, lo más lógico es colocar las capas en el exterior también.

Veamos cada capa de control a continuación.

Capa de control de agua

Esta capa controla el agua en su estado líquido, y no debe confundirse con la capa de control de vapor, que controla el agua en su estado gaseoso. En Steel Frame, la primera defensa contra el agua es el revestimiento exterior. Si bien la función del revestimiento exterior es dar textura y color, también protege contra las filtraciones de agua. Así por ejemplo, en el caso de un revestimiento exterior de placa cementicia, hay dos capas que impiden el ingreso de agua, la primera, el revoque con malla de fibra de vidrio y cemento con polímeros, y la segunda, la pintura elastomérica, también conocida como revoque plástico, que es totalmente hidrófuga. Si llegara a fallar el revestimiento exterior, el agua se toparía con la barrera de agua y aire , que es una membrana especial construida con hebras finísimas de polietileno, que impiden que el agua pase.

Barrera de agua y aire

En Acedur usamos Tyvek, de Dupont, como barrera de agua y aire. Este producto funciona como un plano de drenaje, por donde toda agua que penetre el revestimiento drena y cae. El criterio se puede resumir en lo siguiente:

"Mantener el agua afuera, pero si entra, dejarla salir."

Y es en efecto lo que hace el plano de drenaje.

En Tradicional la capa de control de agua está compuesta por la pintura, el revoque fino y el revoque grueso. Quitando estas capas ya nos encontramos con el ladrillo desnudo. El problema es que el concreto con el que se revoca el muro es una mezcla de arena y cemento, y como tal de suyo absorbe agua y la almacena. Y peor aún si el muro es de ladrillo visto. Por supuesto, se pueden tratar las superficies para que rechacen el agua, pero rara vez se hace por costos y tiempos. Si el agua entra, no sale... No hay plano de drenaje.

Capa de control de aire

Parece que escucho: "¿Controlar el aire que entra y que sale de la casa? ¿No tengo ya suficiente con las filtraciones de agua para tener ahora que ocuparme y preocuparme de las filtraciones de aire también? Además, como si se pudiera controlar el aire... " Y no te culpo si lo estás pensando, pero de hecho, una vez que la capa de control de agua está haciendo su trabajo, es necesario controlar el ingreso y egreso de aire a la casa. ¿Por qué es importante controlar el aire? Porque es más fácil acondicionar el aire del interior cuando no se mezcla con el aire del exterior. Se logra mayor eficiencia en el consumo de energía para acondicionar la casa si sólo debemos acondicionar el aire de adentro. Si hay filtraciones de aire es como querer asar en el horno con la puerta abierta: el cocimiento es mucho más lento y por ende consume más energía. ¿Qué sentido tiene aislar y enfriar el aire en verano para que luego el aire fresco se escape por las filtraciones de aire? Se pierde aislamiento y se consume más energía. Otra razón para controlar el aire es que el aire contiene humedad relativa, es decir, agua en estado gaseoso (vapor en castellano liso), y el agua es nociva para la estructura de acero de la casa. Más si, en contacto con una superficie cuya temperatura está debajo del punto de rocío, se condensa. Si hay humedad, pueden con el tiempo aparecer hongos y moho. Por último, el aire tiene polvo, polen y muchas otras cosas que producen alergias, y qué mejor que dejar todo afuera.

Típico panel de Steel Frame
Panel típico de Steel Frame con barrera de agua y aire.

Para controlar el aire necesitamos encerrarlo. Y para encerrarlo necesitamos ambientes estancos. Controlar el aire permite controlar la humedad y la temperatura. De nuevo, el mejor lugar para instalar la capa de control de aire es por fuera de la estructura, en el exterior, pero debajo de la capa de control de temperatura, para que así el aire esté a una temperatura estable.

Para controlar las filtraciones de aire, en Acedur usamos la barrera de agua y aire Tyvek, de Dupont. Cumple una doble función, evitando el paso del agua y del aire en un solo producto. Además, sellamos todos los encuentros por donde podría haber fugas de aire, como el encuentro entre la solera inferior de panel y la platea de hormigón armado.

Capa de control de vapor

Ya vimos arriba que, desde los primeros tiempos, la prioridad primera fue controlar el agua en su estado líquido. Sólo recientemente ha cobrado importancia el control del agua en su estado gaseoso. Todo el secreto del control del vapor radica en las filtraciones de aire. Las filtraciones de aire transportan vapor de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro, dependiendo de la relación entre la humedad relativa y la temperatura del exterior y del interior. Por lo tanto, primero debemos contar con una barrera de aire que haga su trabajo, y luego recién podemos ocuparnos de controlar el vapor.

Para entender cómo sucede esto, primero debemos comprender cómo viaja el vapor. El vapor se mueve cuando hay una diferencia de temperatura y de humedad relativa entre dos ambientes. El vapor siempre viaja de los lugares calientes a los fríos, y de los más húmedos a los más secos. En el invierno, cuando el exterior está frío y seco, y el interior de la casa está húmedo y caliente, el vapor viaja hacia el exterior. Esta es la razón por la cual es común ver el vapor condensarse en los marcos de puertas y ventanas. La superficie fría de lo vanos atrae el vapor como un imán, y si la temperatura de la superficie está por debajo del punto de rocío, el vapor se condensa en agua. Sucede que hay una diferencia de humedad relativa (el aire tiene más humedad en un lado que en otro) y de temperatura, que por las leyes de la física tiende a equilibrarse. El aire del interior tiene más humedad y está más caliente que el aire del exterior. A la inversa, en el verano, también hay una diferencia de humedad relativa y temperatura. El exterior está más húmedo y caliente que el interior. ¿Qué significa todo esto? Cuando hay filtraciones de aire, el aire circula libremente y actúa como un transportador de vapor. El problema es cuando este vapor toca alguna superficie cuya temperatura está por debajo del punto de rocío y se condensa. Aparecen con el tiempo manchas negras de moho y hongos muy comunes en pasillos y escaleras, ya que el aire caliente sube a la segunda planta y en contacto con la losa fría, se condensa. ¿Dónde debe ir entonces la barrera de vapor? Pues depende del clima. En invierno, adentro de la casa, porque el vapor viaja de adentro, donde el aire tiene más humedad y está más tibio, hacia afuera. Por el contrario, en el verano, la barrera de vapor debería estar afuera, porque el aire del exterior, húmedo y caliente, viaja hacia adentro.

Esquema de un panel de Steel Frame con barrera de vapor en invierno
Esquema de un panel típico de Steel Frame con barrera de vapor. Es invierno y el exterior está más frío y seco que el interior. El vapor se mueve de los lugares más calientes y húmedos a los más secos y fríos. En este caso pues el flujo de vapor migra desde adentro hacia afuera. Este panel cuenta con una barrera de vapor, que impide que el vapor penetre dentro del panel y que, en contacto con una superficie fría, el vapor se condense en agua, deteriorando con el tiempo el acero de la estructura y la madera de la placa OSB, materiales ambos cuya longevidad depende de que estén siempre secos.
Esquema de un panel de Steel Frame sin barrera de vapor en invierno
Esquema de un panel típico de Steel Frame sin barrera de vapor. Es invierno y el exterior está más frío y seco que el interior. El vapor se mueve de los lugares más calientes y húmedos a los más secos y fríos. En este caso pues el flujo de vapor migra desde adentro hacia afuera. Este panel no cuenta con una barrera de vapor, por lo que nada obstaculiza el flujo de vapor. El vapor penetra dentro del panel y en contacto con una superficie fría se condensa, deteriorando con el tiempo el acero de la estructura y la madera de la placa OSB, materiales ambos sensibles al agua.

Aunque no lo veamos, el aire tiene humedad, siempre. Aun el aire del desierto más árido y seco del mundo tiene cierto porcentaje de humedad. La cantidad de agua que tiene el aire se conoce como humedad relativa, y es un coeficiente que mide la cantidad de agua en el aire en forma de vapor, comparada con la cantidad máxima de agua que puede ser mantenida a una temperatura dada. Además de la humedad relativa propia del aire, dentro de la casa cocinamos, nos duchamos, secamos la ropa, aun respiramos, actividades todas que generan mucho vapor. ¿Cómo gestionamos todo ese vapor?

Steel Frame gestiona el vapor tanto desde afuera como desde adentro. Desde el interior, una barrera de vapor impide el paso del vapor hacia el interior del panel y hacia el exterior. En Acedur instalamos una lana de vidrio que viene con una de sus caras con una hoja de aluminio que actúa como barrera de vapor. La hoja de aluminio bloquea el paso del vapor. En faltando la barrera, el vapor pasaría dentro del panel, y de encontrar una superficie fría, podría condensarse. Donde hay agua se pueden criar hongos y moho. Desde el exterior, el Tyvek deja pasar el vapor pero no el agua, de modo que permite que el panel respire. El criterio se podría resumir en lo siguiente:

"Evitar que entre el vapor, pero si entra, dejar que salga."

De suyo los materiales de Tradicional son porosos y absorben agua. El ladrillo y el concreto son esponjas porosas que absorben agua hasta saturarse y luego la almacenan. Si la temperatura interior es menor que la exterior, el agua que retienen se libera, y viaja como vapor a través del muro hasta llegar adentro de la casa. Recordemos que el vapor viaja siempre de lo caliente a lo frío, y de los lugares más húmedos a los más secos. Aparecen entonces las típicas manchas de salitre blanco que alimentan la industria de las impermeabilizaciones. Y aunque no parezca que el vapor viaja a través de un muro de mampostería, pues lo cierto es que lo hace, porque todo material es permeable, y de hecho se puede medir la permeabilidad de un material. La unidad de medida es el perm.

Capa de control de temperatura

Esta capa se puede instalar tanto en el exterior como en el interior. Preferentemente es mejor colocarla en el exterior, ya que la casa queda completamente cubierta por la aislación térmica, sin puentes térmicos. La estructura de acero, estando debajo de la aislación, no queda expuesta a las contracciones y dilataciones propia de las amplitudes térmicas severas. Nuestra preferencia como capa exterior de control de temperatura son planchas de poliestireno expandido de alta densidad, conocidas comúnmente como "Telgopor", ya que así se llamaba la empresa que las hacía, y quedó el nombre por antonomasia. El poliestireno expandido es un gran aislante. Y de hecho lo usas en tu vida a diario acaso sin darte cuenta. La última vez que compraste helado con toda probabilidad te lo entregaron en un envase de poliestireno expandido (pero de baja densidad). También cuando tomaste café para llevar, sin quemarte las manos. Y el helado que pediste en la playa o en el río, seguro venía en una conservadora revestida por dentro con poliestireno.

Desde adentro, en Acedur aislamos con lana de vidrio. La desventaja son los puentes térmicos en los montantes. Cada 40 centímetros hay un puente térmico que permite el ingreso de calor en verano y el escape de calor en invierno a través del ala de los montantes. De aquí que recomendamos siempre combinar lana de vidrio en el interior con planchas de poliestireno en el exterior.

Capa de control de sonido

Ya tenemos bajo control el agua, el aire, el vapor, la temperatura… No nos nos olvidemos del sonido. Para lograr la mayor comodidad posible de nuestra casa, no basta con que esté seca, sin humedades y a una temperatura agradable. Todo lo anterior no es poco logro, pero para alcanzar la máxima comodidad, controlar el sonido exterior es igual de importante. Por fortuna, la misma capa de control de temperatura controla también el sonido. En los muros y techos recomendamos lana de vidrio de 100 mm. de espesor. Y en las aberturas doble vidriado hermético (D.V.H.), para no perder en los vanos lo que ganamos de aislación sonora en el muro.


Hasta ahora las comparaciones entre Tradicional y Steel Frame siempre se basaron en diferencias constructivas, que no digo no son importantes, pero en definitiva no nos importa cómo se construye un sistema versus el otro, si no cómo impacta nuestra vida.

Vimos, pues, todas las capas, una por una. Y ahora podemos entender la verdadera diferencia entre Tradicional y Steel Frame: Tradicional sólo gestiona la primera capa, de control de agua, pero ninguna de las otras. Steel Frame gestiona el agua, el aire, el vapor, la temperatura y el sonido. He ahí la diferencia contundente y definitiva. Tú decides...


¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Qué te pareció lo que leíste? ¡Deja tus comentarios!